En el marco de cooperación entre el organismo mundial y la República Bolivariana de Venezuela, se efectuó un taller multidisciplinario en el que se plantearon prioridades estratégicas del Plan de la Patria

(Prensa MinAguas 30-11-2021).- El ministro del Poder Popular de Atención de las Aguas (MinAguas), G/D Rodolfo Marco Torres, participó en un taller de planificación conjunta entre el Sistema de Naciones Unidas y el Gobierno Bolivariano, como parte de las acciones integrales dirigidas a establecer mecanismos para fortalecer la capacidad de respuesta hacia la colectividad en materia de servicios públicos, salud, educación, deportes, ciencia y tecnología.

Durante esta jornada de trabajo, efectuada en la Escuela Venezolana de Planificación, el titular de la cartera de Aguas presentó las prioridades estratégicas en materia hídrica que se encuentran establecidas en el Plan de la Patria 2019-2025.

En este sentido, planteó un mapa de soluciones donde se antepone el fortalecimiento y ampliación de los procesos del servicio de agua potable y saneamiento en el país, así como aumentar la capacidad de los laboratorios para la evaluación de la calidad de agua y potenciar e incrementar la capacidad de las plantas potabilizadoras y sistemas de bombeo.

También, propuso la implementación de nueva tecnología para sistemas de saneamiento de ríos y tratamientos para las aguas residuales, incrementar fuentes alternativas de suministro de agua (pozos profundos y captaciones superficiales), además de fortalecer planes complementarios como suministro a través de cisternas.

La actividad contó con la participación de los vicepresidentes sectoriales, encabezados por Ricardo Menéndez de la Vicepresidencia de Planificación; Mervin Maldonado de Socialismo Social y Territorial y el coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Venezuela, Gianluca Rampolla del Tindaro.

El Plan Sectorial del Agua tiene como políticas estructurales la defensa del agua como elemento estratégico para la soberanía nacional, al igual que incrementar la conservación de las cuencas hidrográficas, cursos y cuerpos de agua; garantizar el acceso universal y equitativo al vital líquido; fortalecer la organización popular para la gestión ecosocialista del agua, y profundizar la acción educativa y comunicacional en todos los ámbitos de la vida nacional, en función del enriquecimiento y fortalecimiento de una conciencia crítica y acción transformadora que contribuyan a la preservación de la vida en el planeta.

Para ello, se establecieron 5 objetivos históricos, 15 objetivos nacionales, 21 objetivos estratégicos, 33 objetivos generales y 59 objetivos específicos; así como 59 políticas, 122 programas y 308 actividades agrupadas en los 6 vértices del Plan Nacional del Sistema Hídrico.